Cámara de Comercio Ibero-Rusa
Idioma: es en pt ru

Misión de la Unión Europea en defensa de Repsol

Publicado el 16 de abril de 2012

 
Misión de la Unión Europea en defensa de Repsol

La Unión Europea volverá a la carga esta semana con una fuerte defensa de YPF pero también de otras empresas europeas radicadas en Argentina.  Además se tratarán otros temas como el de las licencias no automáticas impuestas por el país a las importaciones. Será a través de una misión de funcionarios de Bruselas que llegará a Buenos Aires el jueves.

La UE no se opone a que se le impongan a YPF el cumplimiento de ciertos compromisos de inversión, pero eso ha de ser llevado a cabo a través de cauces que respeten los acuerdos internacionales y la seguridad jurídica. En estos momentos cunde en Bruselas la preocupación por que se extienda el fenómenos a otras empresas, de hecho ya se empiezan a oír rumores sobre la posible nacionalización de Edesur, de Endesa.

La delegación la encabezará el sueco Christian Leffler, director para América del Servicio Exterior de la UE, quien entre jueves y viernes se reunirá con el vicecanciller Eduardo Zuaín y otros funcionarios de la secretaría de Guillermo Moreno (Comercio Interior).

Los encuentros serán a agenda abierta y allí se espera también escuchar los reclamos argentinos por el proteccionismo europeo. Para fin de mes se prepara otra reunión entre Unión Europea y Mercosur, donde se volverán a plantear estos temas, si el panorama no cambia, supo también este diario.

La aparición de la UE ante la ofensiva del Gobierno contra YPF-Repsol escaló el viernes 13 cuando la Comisión Europea avisó que tenía “ el deber defender las inversiones hechas por los estados miembros en el extranjero”, en abierta defensa de España.

Efectivamente, por el Tratado de Lisboa, se hizo un deber para la Unión la protección de las inversiones comunitarias en el extranjero. Con Argentina, el estado de la cuestión desde la perspectiva jurídica es difuso ya que las negociaciones al respecto con Mercosur quedaron estancadas.

Así, los problemas con las empresas siguen siendo de solución bilateral. Pero desde el punto de vista político la UE defiende sus intereses en todo momento. Así lo demostró cuando pidió explicaciones por las trabas a las importaciones, y también cuando aquí se le pidió a las empresas locales que no compren productos británicos, que no son sino europeos.

Ese mismo día, horas antes de que Cristina se encontrara con los gobernadores de las provincias petroleras -a los que volvió a citar para el martes-, se daba cuenta de un proyecto de la Rosada para estatizar parte de la empresa, que formalmente nunca entró al Congreso.

© 2019 Cámara de Comercio Ibero-Rusa • Condiciones de uso