Cámara de Comercio Ibero-Rusa
Idioma: es en pt ru

Expansión del grupo Nissan-Renault en Brasil

Publicado el 16 de octubre de 2011

 
Expansión del grupo Nissan-Renault en Brasil

La franco-japonesa Nissan-Renault anunció la semana pasada que abrirá una nueva planta en el estado de Rio de Janeiro, e incrementará la producción de su planta en Paraná. El presidente de la compañía Carlos Ghosn se reunió a principios de mes con la Presidenta Rouseff para discutir los planes de expansión.

Ghosn, de origen brasileño, tiene mucho interés en que la compañía se convierta en uno de los actores principales del mercado brasileño. Con la expansión, el grupo Nissan-Renault espera que Brasil se convierta en su mercado número dos después de Francia.

El objetivo marcado es doblar su actual cuota de mercado para 2016, superando el 13%, superando por su parte Renault el 8% y Nissan el 5%.

La inversión, cifrada en 2.600 millones de Reales, creará 2.000 nuevos puesto de trabajo sólo en la nueva planta. La planta de Paraná será ampliada y una nueva planta se abrirá en Resende, Rio de Janeiro, que será dedicada a nuevos productos, estimándose el inicio de su producción en la primera mitad de 2014.

Actualmente, muchos de los vehículos Nissan vendidos en el país son importados desde México, y tan sólo cuatro modelos (alrededor de 59.000 unidades) son producidos localmente,  en asociación con la planta de Renault en Pinhais, Paraná. Esta planta será objeto de nuevas inversiones de 1.500 millones de Reales para incrementar su producción desde los 280.000 vehículos al año, hasta los 380.000.

Este movimiento viene a raíz de los cambios acaecidos en el IPI (Incentivos a la Producción Interna), el Gobierno está aprovechando los impuestos pagados en los productos manufacturados para aumentar la competitividad de los fabricantes automovilísticos brasileños y estimular la producción.

Para protegerse de la competencia derivada de los vehículos importados, se va a incrementar por vía impositiva el coste de los vehículos producidos en el exterior. Cualquier coche producido fuera de Mercosur, México o que tenga menos de un 65% de componentes fabricados localmente será cargado con un 30% extra de impuestos.

Brasil está esperando nuevas inversiones en la industria automovilística, procedentes de China, que actualmente exporta vehículos pre-ensamblados a Brasil. Actualmente Chery – el gigante automovilístico chino – ha acordado establecer una planta de producción en Jacarfeí, Sao Paulo, para 2013.

Otro fabricante chino, JAC Motors, se cree que está en negociaciones para abrir una planta en Bahía, en línea con las compañías que quieren evitarse la nueva alza del IPI.

Ghosn, ve al mercado automovilístico brasileño como uno a tener en cuenta para el futuro, y está en lo cierto. Las predicciones auguran que Brasil tomará a la delantera a Japón como tercer mercado automovilístico después de EEUU y China.

La estrategia de la compañía en Brasil, está alineada con la seguida en los demás países del BRIC, habiendo invertido ya también en Rusia, China e India. Renault planea introducir trece nuevos modelos en el mercado a partir del año próximo y hasta 2016, y duplicar el número de concesionarios.

La planta de Paraná, ha estado produciendo vehículos desde 1998, y es el quinto productor en este competitivo mercado después de Fiat, Volkswagen, GM y Ford. En medio de toda esta actividad, no obstante, la venta de vehículos cayó un 4.9% en septiembre de 2011.

The author of each post is responsible for the content and images of posts published on the IRCC Blog.

© 2019 Cámara de Comercio Ibero-Rusa • Condiciones de uso